15 formas de disfrutar el empleo que odias

15 formas de disfrutar el empleo que odias

Si eres de las personas que ha tenido en varias ocasiones el empleo ideal, entonces eres uno de los pocos afortunados sobre la tierra.  Prácticamente todo el mundo ha tenido al menos un empleo que odia, ya sea siendo adolescente o en la edad adulta.  Sin embargo, el empleo que tanto odias puede convertirse en el empleo que es posible tolerar si lo manejas de forma adecuada.  Aquí te damos algunos consejos para ello:

 

  1. Siente orgullo de tu área de trabajo.
    Si tu espacio es un escritorio con una computadora o estás detrás de una caja registradora, realiza una la limpieza, organización y prioriza el espacio donde pasas la mayor parte del tiempo. Es realmente divertido trabajar cuando el espacio de trabajo es una extensión de tu personalidad, dándote un lugar cómodo para concentrarte y desarrollarte. Esto también te ayudará a evitar que pierdas cosas importantes (como el dinero).
  2. Habla con tu jefe regularmente.
    Tu jefe puede no ser la mejor persona en el mundo, pero la mayoría de las personas que están a cargo del algún área tienden a tener un gran orgullo por el lugar donde trabajan. Cuando trabajamos en algún lugar que nos absorbe, puede ser motivante sentarnos con nuestro jefe y oír su punto de vista sobre cómo van las cosas en el lugar. Incluso puede inspirarte a mejorar y tal iniciativa no pasará desapercibida.
  3. Haz algo que te apasione en tus ratos libres.
    Para la mayoría de los que están leyendo esto, es muy probable que en 10 años más no estén laborando en el mismo empleo. Lo que te apasiona puede estar en otro lado, y esa es una razón por la que a veces tenemos problemas para disfrutar de un empleo que no nos agrada. Por eso es importante que te motives de alguna forma. Esto puede ser mediante un hobby, deporte, actividad o algún negocio que esté relacionado con lo que realmente deseas hacer. Y quién sabe, tal vez esto podría ser un trampolín para comenzar tu propio negocio.
  4. Establece objetivos que están dentro de tus posibilidades.
    Se realista acerca de tu situación personal y establece que necesitas para continuar avanzando. El empleo que odias hoy puede ser necesario para lo que esperar lograr a futuro, pero es importante asegurarte que no está tomando atajos. En vez de tratar de impresionar a tu jefe con promesas difíciles de cumplir, trabaja duro para cumplir eso que deseas realizar. Esto resultara en algo mucho más impresionante.
  5. Ofrece bocadillos para tus compañeros de trabajo.
    Habría que decir que ser amables con los demás te harán a ti (y a ellos) más felices, y si estás trabajando en un lugar que siempre parece tener un aire de negatividad, este simple gesto hará un gran cambio.
  6. Presentate a trabajar antes de tiempo.
    Sí, ya sé que dije anteriormente que te fijes metas que puedas cumplir, pero eso no significa que esta sugerencia sea menos útil para hacer tu empleo más agradable. Parece contrario a lo que deseas (¿Por qué querría pasar más tiempo en un lugar que odio?), la verdad es que este hábito sentará un buen cambio y te dará impulso. Además, es una de las maneras más fáciles para destacar a los ojos de tus superiores, llevándote a posibles oportunidades de ascenso.
  7. Enorgullécete de como te vez.
    El hábito hace al monje, como dirían. Ir vestido de la mejor manera es una de las mejores formas de fomentar la confianza en el trabajo, lo que conduce a una jornada laboral más agradable. Si llegas a trabajar desaliñado y cansado, entonces terminaras tu jornada con ese sentimiento de estar desaliñado y cansado.
  8. Conoce a los nuevos empleados.
    Probablemente recuerdas cuan confuso y difícil era iniciar un empleo del cual no sabias algo sobre él. Ayuda a los nuevos compañeros de trabajo a encontrar su lugar y a que aprendan cosas nuevas. Esta es una manera de sentirte bien en el trabajo que desempeñas y podrás valorar lo mucho que has aprendido hasta el momento.
  9. Aprende tanto como sea posible.
    Hablando de aprendizaje, una de las mejores formas de romper la monotonía de tu trabajo es el aprender a hacer más de lo que se espera que sepas. En algunos empleos, esta es la única forma de obtener un ascenso, ya que es el tipo de ambición que los supervisores buscan en una persona.
  10. Habla con tus compañeros de trabajo sobre algo más de lo mucho que odias ese empleo.
    Rompe la rutina de “quién puede quejarse más” del empleo actual. El problema es que el quejarse del empleo no hace nada para mejorarlo y no te hará sentir mejor. Además, la mayoría de tus compañeros no querrá oír que te quejas de todo (y viceversa). Tómate un descanso cuando estás con tus compañeros de trabajo, y habla sobre algo que realmente te hace feliz.
  11. Ofrece ideas para mejorar a la empresa.
    Si hay algo que sientes que se puede mejorar en tu trabajo, ofrece alguna de tus ideas. También, puedes tener una buena idea que irá acorde con las de tu jefe. Definitivamente no afecta el mostrar una actitud para resolver problemas, y esto es una buena forma de hacer cambios en un ambiente de trabajo que no está dando los resultados esperados. Sólo asegúrate de ser siempre educado y respetuoso a la hora de presentar tus propuestas.
  12. Diviértete con tus compañeros.
    Mientras no interfiera con tu productividad, jugar y contar algunos chistes con compañeros de trabajo es una buena forma de mantener un buen animo durante un día lleno de estrés. De hecho, he tenido varios jefes que lo hacen así y te motivan a hacerlo para despejar tu cabeza de los problemas de la empresa.
  13. Iniciar una jornada de gratitud.
    No tienes que mostrar esto a todos, pero es una buena manera de mantener tus recuerdos positivos y los logros que has hecho en tu trabajo. Además, esto puede se puede convertir en un grupo de alguna red social en la cual puedes publicar recuerdos agradables de tus compañeros de trabajo.
  14. Toma descansos.
    Esta recomendación es fácil de seguir para la mayoría, pero también es importante que seas bueno tomando descansos. Lo que quiero decir es que en ocasiones volvemos de nuestros ratos de descanso sintiéndonos más agotados. Para evitar esto, intenta tomar aire fresco y hacer una rutina rápida de ejercicio, en lugar de comer comida chatarra y solo mirar tu teléfono.
  15. Siéntete feliz de que tienes trabajo.
    Recuerde que algunas personas suplicarían por tener tu trabajo, así que no lo tomemos a la ligera. Seguramente no sea perfecto o es a lo que te gustaría dedicarte el resto de tu vida, pero enfócate a lo que haces actualmente que hace que tu empleo valga la pena.

Tips para Conseguir Empleo

Dejar Comentario