El estrés laboral: 10 formas de afrontarlo

El estrés laboral: 10 formas de afrontarlo

¿Qué es el estrés laboral?

José había sido el empleado ideal, siempre estaba dispuesto a asumir nuevos retos, trabajar largas horas y fines de semana – hasta el año pasado. Hubo cambios sutiles al principio. Su comportamiento cambió, de ser siempre positivo a tener una creciente racha de negativismo. Comenzó a tener problemas para dormir. Se sentía frustrado con la falta de progreso dentro de la empresa, y sentía una sensación cada vez más fuerte de ya no ser parte del equipo. Comenzó a utilizar sus días libres – algunos por una serie constante de enfermedades y otros por “salud mental”. Por suerte para José, tenía amigos que reconocieron el problema que sufría de estrés laboral.

El estrés laboral es algo que todos enfrentamos como trabajadores – y todos lo manejamos de distinta forma. Sin embargo, no todo el estrés es malo, y aprender a lidiar con este y manejarlo es importante para maximizar nuestro rendimiento, mantenernos seguros en el trabajo y tener una buena salud física y mental. Para trabajadores como José, dosis poco frecuentes de estrés en el trabajo suponen una amenaza menor y puede ser eficaz para aumentar la motivación y la productividad, pero demasiado – y durante periodos largos – puede conducir a una espiral descendente – tanto profesional como personal.

Algunos puestos, tienden a generar altos niveles de estrés – como los que tienden a exponerte a un peligro constante (bomberos, policía), los que tratan con clientes exigentes (proveedores de servicios), para los que el tiempo es algo muy importante (salud), o aquellos que requieren de trabajo repetitivo (manufactura) – pero el estrés no se limita a algún trabajo o industria en particular.

Síntomas y señales del estrés laboral

Si bien las causas pueden ser algo más que el estrés laboral, estos son los síntomas más comunes y los primeros signos de ello:

  • Apatía
  • Negatividad
  • Bajo estado de ánimo
  • Aburrimiento
  • Ansiedad
  • Frustración
  • Fatiga
  • Depresión
  • Enojo / irritabilidad
  • Problemas físicos (dolores de cabeza, dolores de estómago)
  • Ausentismo

Causas del Estrés Laboral

Hay 2 teorías sobre las causas del estrés laboral:

Una teoría nos dice que las diferencias en las características de cada individuo, tales como la personalidad y la forma de afrontar los problemas, son los mejores indicadores de cual persona se estresará y cual no. El objetivo se convierte entonces en desarrollar estrategias de prevención que ayuden a los trabajadores a encontrar maneras de lidiar con condiciones rigurosas de trabajo.

La otra teoría propone que ciertas condiciones de trabajo son las que conllevan al estrés, tales como el miedo a perder el empleo, jornadas excesivas de trabajo, la falta de control o administración clara, condiciones peligrosas de trabajo, horarios poco flexibles, y expectativas de trabajo. El objetivo se centrará entonces en la manera de eliminar o reducir esos ambientes de trabajo como una forma de reducir el estrés laboral.

Estrategias para manejar el estrés laboral

Mientras que muchos de los métodos para prevenirlo necesita ser desarrollado y apoyado por la empresa, hay algunas cosas que los trabajadores pueden hacer para ayudar en ello.

Aquí te presentamos 10 formas de afrontarlo en tu trabajo:

  1. Define tus intereses. Puedes cambiar de empleo. Tus amigos, familias, y tu salud no. Si tu empleador espera demasiado de ti y estás empezando a tener problemas físicos, puedes optar por buscar un nuevo empleo.
  2. Haz un cambio en tu situación laboral. Si te gusta tu empleo, pero el trabajo se ha vuelto demasiado estresante (o aburrido), sugiere un cambio que adapte tus habilidades al tipo de trabajo que realizas. Y si consigues un ascenso a un puesto más estresante que simplemente no eres capaz de manejar, pregunta sobre una cambio lateral – o incluso un cambio de regreso a tu puesto anterior (si consideras que esto es lo mejor para ti).
  3. Tomate tu tiempo. Si te sientes muy estresado, tómate un descanso. Aléjate del problema, puedes caminar alrededor de tu cuadra, sentarte en un banco en el parque, tomar un poco de tiempo para meditar. El ejercicio hace maravillas para la psique. Incluso sólo puedes buscar un lugar tranquilo y escuchar tu música favorita.
  4. Mantén él orden. Tomarte el tiempo para la organizar tu área de trabajo puede ayudarte a aliviar la sensación de perder el control que viene ocasionado al no localizar tus objetos fácilmente derivado del desorden. Mantén una lista de tareas a elaborar – y marca las ya terminadas – también esto te podrá ser de utilidad.
  5. Exprésalo. A veces la mejor forma de reducir el estrés es simplemente compartir tu problema con alguien cercano. El hecho de hablar con alguien más – y obtener ayuda y la empatía de otra persona – a menudo es una manera excelente de relajarse. Ten un grupo de personas en las que puedes confiar.
  6. Ten aliados en tu trabajo. El hecho de saber que tienes uno o más compañeros de trabajo que están dispuestos a ayudarte en momentos de estrés te ayudara a reducirlo. Sólo recuerda que de igual forma debes ayudarlos cuando ellos lo necesiten.
  7. Ten un buen sentido del humor. Cuando tu – o las personas a tu alrededor – empiezan a hablar demasiado serio, encuentra la manera de hacer la plática amena mediante situaciones graciosas. Comparte una broma o una historia divertida.
  8. Ten expectativas realistas. Tener expectativas poco realistas de lo que puedes lograr conlleva al fracaso – y aumenta el estrés.
  9. Nadie es perfecto. Si eres se esas personas que se obsesionan con todos los detalles y micro-gestiones para asegurarse de que “todo salga perfecto,” tiene que detenerte. Cambia tu lema de hacer todo lo mejor posible, y dejar la perfección a Dios.
  10. Mantén una actitud positiva (y evita a quien no lo sea). El negativismo absorbe la energía y la motivación en cualquier situación, por lo que procura evitarlo siempre que sea posible. En vez de ello, desarrollar una actitud positiva – y aprender a recompensarte por tus logros (incluso si nadie más lo hace).

Conclusiones

Tu salud es lo más importante. Debes cuidarte a ti mismo, y ningún trabajo, cliente o jefe merece que te pongas en riesgo. Encuentra una salida a través de una o más de estas 10 estrategias. Toma el control de tu situación – y obtén una solución – y tendrás una mejor salud mental y física, así como una mejor relación con las personas que te rodean.

Tips para Conseguir Empleo

Dejar Comentario